Cómo evitar hundirte en la miseria después de una crítica

8 junio, 2022. Fuera de la escuela

El trabajo Creativo suele estar expuesto a críticas constantes. Como todo trabajo que habitualmente se desarrolla en equipo, requiere que las Ideas vayan siendo pulidas lentamente con el aporte de diferentes personas que van compartiendo su punto de vista, con el único objetivo (o al menos así debería ser) de mejorar el Proyecto y hacerlo más interesante.

En Complot reproducimos la dinámica de trabajo del mundo real y permanentemente estamos debatiendo la mejora de las Ideas que salen en cada uno de los Proyectos. Esto genera acaloradas discusiones y, en algunos casos, mucha frustración.

Foto de una mujer en la palestra.

Y claro, esto no es una ciencia exacta. No se trata de encontrar el resultado correcto, sino de exponer los posibles caminos y justificarlos para que nos quedemos con el mejor.

El “mejor” que seamos capaces de encontrar, entre las personas que somos, con el talento que tenemos, con los tiempos que hay y en el contexto en el que nos encontramos.

Siempre podrá haber otros caminos posibles, incluso… ¿mejores? Pero la bajada de lo abstracto a lo concreto es nuestro gran reto de cada día. Hay que avanzar con alguna de las propuestas para respetar los tiempos de cada fase del proceso.

Una de las mayores dificultades a las que se exponen nuestr_s #Comploters es a tomarse las críticas como algo personal.

Aunque intelectualmente tod_s som_s conscientes de que los comentarios van hacia los Proyectos, si no tienes muy curtida la piel, es casi inevitable que te rompan el corazón, como le ocurrió a Ralph con Lisa en este capítulo.

Ralph y Lisa.

Gestionar esta frustración es parte del aprendizaje, y sobre todo, un paso obligado para diferenciarte a ti de tu trabajo. Tú no eres tu trabajo, cuanto antes lo comprendas antes dejarás de sufrir.

El día que, ante una crítica a tu trabajo, puedas convertir la frustración, tristeza y enojo, en curiosidad, motivación e inspiración, habrás dado un gran paso hacia la madurez profesional.

El día que puedas ver las críticas como un regalo, sentirás que tus compañer_s te estarán ayudando a seguir creciendo y mejorando, ampliando tu punto de vista. Fácil no es, pero ayudará a relajarte más, enfocarte mejor, disfrutar de tu trabajo y, sobre todo, a domar tu ego, que en muchos casos actúa como nuestro peor enemigo.

Así que hoy compartiremos contigo algunos consejos para entrenar tu receptividad sin perder la calma, una skill que con el tiempo y una buena toma de conciencia acabarás dominando. Porque recuerda que tú no eres tu trabajo.

Comenzamos
Imagen de Furia de Inside Out.
Nos dicen algo sobre nosotros.

Esto ocurre cuando crees que la crítica es sobre ti, y no sobre tu trabajo. Esta interpretación provoca una herida emocional, haciendo que las palabras retumben en tu mente como una ofensa directa. Tomarse las cosas personalmente es algo que va de emociones, no de lógica.

Ahora pasemos a entender las razones por las que puede que una crítica te afecte de esa manera. También te daremos algunas soluciones para ayudarte a gestionarlo:

Sabes que la crítica es real.
Dwight Schrute.

La primera y más frecuente razón por la que te puedes tomar algo de manera personal es porque, en el fondo, estás silenciosamente de acuerdo con la persona que te está criticando.

Posibles Soluciones:

a. Si quien te critica tiene razón, acepta la situación, sigue adelante y céntrate en lo positivo.

b. Si lo que te dicen es cierto, lo sabes y ya estás trabajando en ello, confía en tu capacidad de mejora. Reconoce tu progreso mirando el pasado y valorando tus avances.

Rol de víctima.
Gif de un perro.

Si recibes los comentarios como críticas injustas, inevitablemente estás poniendo a la otra persona en un rol de agresor. Por lo tanto, si la otra persona te está agrediendo, tú te conviertes inmediatamente en una víctima.

Posible Solución:

Asume tu responsabilidad y evita el sometimiento a las opiniones que te resulten desfavorables. Por lo general, esta relación víctima/agresor es sólo producto de tu imaginación.

Esperas mucho de los demás.
Glenn Close en Amistades Peligrosas.

Si tienes expectativas poco realistas respecto a las relaciones personales, vas a sufrir. En general las personas tendemos a dañar a otr_s cuando nos sentimos herid_s. Seguramente, muchas veces, tú también has actuado de esta forma con l_s demás.

Posible Solución:

Acepta que esto es parte de la condición humana y deja de tomarlo como algo personal. Calma tus expectativas respecto a l_s demás y verás que siempre hay sorpresas.

Y si a pesar de todo lo que estamos comentando, te sigue hirviendo la sangre y solo piensas en coger una ametralladora, aquí te dejamos unos últimos consejos para evitar que la cosa pase a mayores:

  • Escucha y repite.

No te precipites. Antes de responder, deja que la persona termine de hablar y repite con tus propias palabras lo que ha dicho para confirmar que lo has entendido bien. En muchos casos discutimos por malos entendidos.

Imagen del corto Parcialmente nublado.
  • Contextualiza.

Recuerda que las críticas son sobre tu trabajo y no sobre ti. Pide siempre pautas para mejorar. “Si te opones, propones”.

  • Baja la exigencia.

Es genial que te propongas objetivos y te esfuerces por lograrlos, pero cuando el perfeccionismo no tiene límites se vuelve tu enemigo. Evita la parálisis por análisis.

  • Recuerda quién eres.

Fortalece tu autoestima. Cada persona es diferente y trabajar sobre los aspectos que puedes mejorar te permitirá ganar confianza. Pero nunca olvides todas las cosas de las que no recibes críticas

  • Recuerda quién eres.

Fortalece tu autoestima. Cada persona es diferente y trabajar sobre los aspectos que puedes mejorar te permitirá ganar confianza. Pero nunca olvides todas las cosas de las que no recibes críticas.

  • Ponte retos.

Enfoca las críticas como un reto o una oportunidad para progresar. Toma nota de los puntos a mejorar y haz un plan para poder ir quitándolos uno a uno.

Fotograma de la película La la land.

Y así llegamos al final de este encuentro semanal. Esperamos que estos consejos te sean de gran ayuda. ¡Nos encantaría conocer tu opinión! Por favor que sean buenas, que aún estamos trabajando estos puntos.

Referencias

  1. Fotograma de la película La la Land de Damien Chazelle.
  2. Escena de la serie estadounidense The Simpsons.
  3. Escena de la película de Pixar Inside Out.
  4. Escena de la serie The Office.
  5. Escena de la película de Pixar Up.
  6. La actriz Glenn Close en una escena de la película Las amistades peligrosas.
  7. Escena del corto de Pixar Parcialmente nublado.
  8. Escena de la película La la Land de Damien Chazelle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Programas relacionados

Abrir chat
¿Tienes dudas? 🤔