Oatly, una marca que no sólo desafía a las vacas.

18 enero, 2023. Casos de Marca

No es nuevo que las Marcas intentan subirse a las conversaciones que le importan a la gente, para demostrar empatía con la población.

Pero cuántas de estas Marcas están realmente preocupadas por los temas que defienden?

Hace años, el cuidado del medio ambiente, el veganismo o la sostenibilidad no tenían una mirada positiva entre la gente. Pero ya había Marcas que intentaban abrirnos los ojos, incluso, teniendo que librarse de sanciones que buscaban silenciarlas.

Anteriormente hemos hablado del Caso Patagonia. Hoy queremos traerte la historia de Oatly, una Marca de leche de avena que desde hace muchos años lucha contra los productos de alimentación de origen animal

La reputación se consigue con coherencia a lo largo del tiempo, pocas son las Marcas que resisten este análisis.

Un poco de historia.

En los años ‘90, Rickard Öste, profesor de ciencia de los alimentos en Suecia, buscaba una fuente de leche alternativa a la animal. Entre otras cosas, debido a los altos índices de intolerancia a la lactosa que había en su país.

Encontró su ansiada respuesta en la avena, al tratarse de una leche que conserva las fibras vegetales y favorece la digestión.

Poco a poco la bebida fue ganando terreno y haciéndose cada vez con más clientes.

Pero todo cambió en 2012 con la llegada de Toni Petersson como CEO y John Schoolcraft como Director Creativo. 

La empresa dió un gran salto en cuanto a su Marketing y Comunicación, posicionándose como una Marca pionera en el mundo de la sostenibilidad y la salud, enfrentándose abiertamente al lobby de la leche animal.

Reset total.

Cuando llegaron Toni y John, la empresa dió un giro total, centrando sus esfuerzos en volver a los orígenes y mantener la simpleza.

Cambiaron por completo los packagings, optando por un diseño más simple y personal, acorde a los valores de la Marca. Y donde, entre otra información útil, se puede ver el nivel de emisiones que generan en la fabricación y el impacto que tiene en el medio ambiente.

También cambiaron la tipografía, los colores y optaron por el humor en toda su Comunicación.

Y para que todo el mundo se enterase, también pusieron este comentario real de un cliente en el pack del producto: “Esto sabe a mierda!”.

El texto completo y traducido dice lo siguiente:
“Ese es un comentario real de una persona real que probó una de nuestras leches de avena por primera vez. A algunas personas simplemente no les gusta. Piensan que sabe a avena, porque sí sabe a avena. Aquí está la parte buena. Si no te gusta el sabor de nuestras leches de avena, no tienes que bebérlas. El sabor es personal, por eso no nos tomamos de manera personal si no te gusta cómo saben. Sin embargo, cada vez hay más personas que encuentran deliciosa la leche de avena. Quienes pueden percibir el equilibrio de proteínas, fibra, grasas insaturadas y carbohidratos y saben que les hace sentir bien. Así que dale una oportunidad y si no te gusta, siempre puedes darlo a alguien que no te caiga bien. Eso es lo que los estudiantes de negocios llaman una situación ganar-ganar”.

Transparencia y activismo.

Una de las cosas que más impacta de Oatly es su compromiso genuino por hacernos conscientes del daño que ocasiona en el planeta la industria de la alimentación a base de animales

Siempre respalda sus mensajes con datos y explicaciones claras, que todo el mundo puede comprender.

Porque, desde ya hace mucho tiempo, su objetivo no es solo hacer fantásticos productos a base de avena, sino despertar nuestras conciencias y plantar cara a los lobbies que no nos cuentan toda la verdad.

Aquí puedes ver algunos de sus trabajos:

 

 

Toni Petersson, es una figura clave en la construcción de los valores de la Marca.

Y para demostrar que su compromiso es real, el equipo creativo decidió tenderle esta trampa, donde le prepararon una serie de cámaras ocultas para que l_s espectador_s pudieran ver su reacción al pedirle que grabara unos anuncios con un discurso tremendamente alejado de sus valores y creencias.

 

 

Otro anuncio que dió mucho que hablar fue el de la Super Bowl 2021, donde Toni (otra vez) cantó para sorpresa de los más de 100 millones de espectadores.

 

 

La canción destaca las ventajas de consumir leche de avena en lugar de leche de vaca, y se enfoca en los aspectos ambientales y de salud. Repitiendo una y otra vez su ya clásico grito de guerra: “Wow, no cow”.

El contraste que generó este “anuncio amateur” en medio de producciones millonarias fue otra gran jugada de la Oatly.

Pero, como era de esperarse, nuevamente se vió expuesta a una gran avalancha de críticas de todo tipo. Tantas, que dieron origen a una camiseta que se agotó en solo 5 minutos.

En un mundo donde el oportunismo es moneda corriente. Y donde muchas Marcas definen su Propósito mirando más hacia fuera que hacia adentro, resulta muy reconfortante ver a una Marca como Oatly que ha sabido mantenerse vigente a lo largo del tiempo dando batalla a los focos de poder.

¿Qué te ha parecido el contenido de esta semana?
Déjanos tu comentario.

2 comedntarios
Dejar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *