Escuela de Creatividad
Barcelona – Desde 2005

Billie Eilish: 4 claves de una artista GenZ.

Billie Eilish Pirate Baird O’Connell creció rodeada de arte y música gracias a sus padres actores y músicos, y encontró en la expresión artística un refugio.

A sus 11 años, ya componía, cantaba, y pulía su talento en el coro de Los Ángeles donde participaba. Pero fue a los 14 años, desde la intimidad de su habitación, que junto a su hermano Finneas, creó la canción que alteraría el curso de su vida: Ocean Eyes

Lo que comenzó como una tarea, para las clases de danza de su hermana, se transformó en la puerta de entrada al mundo de la música. Ocean Eyes se convirtió rápidamente en un fenómeno viral, acumulando millones de reproducciones y catapultando a Billie desde el anonimato de su hogar a los reflectores globales.

A partir de ese momento, en vez de seguir el camino tradicional hacia la fama, Billie y Finneas experimentaron, crearon y compartieron su música desde un lugar de autenticidad y pasión.

1. Una imagen transgresora y con mensaje

El mensaje de Eilish es alternativo, rebelde, enérgico y enigmático, y decenas de millones de jóvenes lo han comprado.

Durante décadas, las popstars han tenido que exhibir su cuerpo para garantizarse el éxito en una industria en la que una buena voz no era suficiente

Billie Eilish irrumpió en escena en 2015 con su ropa holgada para protestar contra la sexualización que suele hacerse de las artistas femeninas. Dice basta a la ropa apretada y a los rostros dulces. De esa forma, cuando la vemos, recordamos automáticamente su reivindicación, la de ser juzgada por su música y no por su físico.

Para sus fans y los que la apoyan en su decisión, el uso de ropa ancha se ha convertido en un símbolo de empoderamiento, individualidad y resistencia ante las expectativas convencionales de la industria de la música y la sociedad en general.

2. Storytelling adaptado a su público

Billie Eilish sabe que su público no está en la televisión, ni en la radio ni en los periódicos, sino en las redes sociales.

Es una estrella internacional pero maneja extraordinariamente bien la horizontalidad con respecto a sus fans, tanto que llega a parecer que Billie es una amiga más del instituto. 

Además, utiliza sus redes como altavoz de mensajes políticos y de seguimiento de movimientos sociales

Billie Eilish pone a la luz un mundo donde ocurren cosas graves, ha sido muy activa con el #BlackLivesMatter, canta a la pérdida de la inocencia, la frustración, los miedos e inseguridades de centennials y millenials.

Comparte con la Generación Z, la suya, su angustia por el futuro incierto, el compromiso, la hiperconexión y la preocupación por el cambio climático.

También se ocupa de reivindicar a quienes que han sufrido bullying, aceptar a quienes no tiene clara su sexualidad o incentivar a quienes tiene una belleza no normativa para dejar de castigarse.  

3. Un arquetipo moldeable

Los videos musicales y las portadas de los álbumes de Billie Eilish son visualmente impactantes y, a menudo, tienen una estética oscura y vanguardista. Esto la ha ayudado a destacar en una industria abarrotada y crear una identidad de marca única.

Es abanderada de una corriente que pone el foco en lugares oscuros, alternativos, un poco punk y gótico, y ha acelerado algunos cambios en la industria musical.

Sus letras son enigmáticas, agobiantes, claustrofóbicas, confusas y tienen varias capas de significado

En ellas aborda el suicidio, las enfermedades mentales, la confusión propia de hacerse adulto y, también, de hacerse famoso siendo muy joven. Por eso es célebre su entrevista en la que dice que todas las personas famosas que conoce son infelices.

Sin embargo, al igual que ella, la Generación Z crece. Desde el lanzamiento de su último disco Happier Than Ever, Billie presentó una imagen menos adolescente y un estilo más maduro entendiendo que su público se hace mayor y dando el mensaje de que atravesar cambios está bien. 

4. Colaboraciones con marcas alineadas a sus valores

Las colaboraciones y asociaciones de marca de Billie Eilish reflejan su compromiso con la autenticidad y la sostenibilidad.

A lo largo de su carrera, ha elegido trabajar con marcas y artistas que resuenan con su estilo único y sus valores personales. 

Billie ha colaborado con marcas de moda como Calvin Klein, en campañas centradas en la positividad corporal y la autoexpresión. También trabajó con H&M en una línea de ropa sostenible, reflejando su interés por la moda consciente y responsable​​.

Más allá de la moda, Billie ha extendido su creatividad a otros ámbitos. Una colaboración notable es con la marca de instrumentos musicales Fender, con quien lanzó un ukelele con su diseño, evidenciando su amor por la música y su deseo de acercar la experiencia musical a sus fans​​. Además, se asoció con el artista Takashi Murakami para una colección de merchandising y un vídeo musical, fusionando música, arte gráfico y moda.

Billie Eilish a través de su rechazo a conformarse con las expectativas tradicionales de las artistas femeninas y su compromiso con la expresión personal genuina, ha creado un vínculo muy fuerte con su audiencia

No solo ha trascendido el concepto tradicional de una estrella pop, ha construido una marca personal que es sinónimo de autenticidad y compromiso social, marcando un hito en la narrativa de la cultura pop.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte

¿Todavía no te decides?

Última plazas

Escríbenos hoy y reserva tu lugar.

Nuestro sitio utiliza cookies  para ofrecerte una mejor experiencia, recomendamos aceptarlas para disfrutar completamente tu navegación. Más información