Escuela de Creatividad
Barcelona – Desde 2005

Método Feynman, aprende lo que quieras.

Esta Metodología fué desarrollada por el físico y ganador del premio Nobel, Richard Feynman.

Se ha convertido en una herramienta de lo más efectiva para el aprendizaje y la comprensión de contenido de todo tipo.

Surgió de la habilidad de Richard a la hora de explicar conceptos científicos complejos de una manera simple.

Se dio cuenta de que todo el mundo era capaz de entender y memorizar cualquier información, por compleja que sea, si es explicada de manera clara y sencilla.

Así que toma nota que aquí van estos 4 sencillos pasos:

1. Elige el tema sobre el que quieres aprender.

Puede ser cualquier cosa; desde un concepto, una nueva habilidad, un idioma… lo que sea. 

Una vez decidido el tema, coge una hoja en blanco, escribe el título y empieza a desarrollarlo lo mejor que puedas.

Consejo: Céntrate solo en este tema, de esta manera evitarás irte por las ramas. Si te surgen otros temas que no logras quitarte de la cabeza, coge otra hoja, ponle como título “otros temas” y apúntalos allí.

2. Explícalo de forma sencilla.

Complementa lo que has escrito con esquemas, fechas e imágenes que ayuden a una mejor comprensión.

Una vez que lo tengas listo, explícalo en voz alta como si estuvieras dando una clase, prestando atención a las partes que más dominas y las que menos.

Consejo: Imagina que se lo estás explicando a un niño de 10 años mediante lenguaje sencillo y términos simples que no tendría por qué conocer.

3. Repasa la información y mejórala.

Es hora de tomar distancia de todo lo que ya has ido aprendiendo y revisar si podría entenderlo alguien que no conoce para nada el tema.

Investiga en Internet, usa ChatGPT, complementa con datos, ayuda a la comprensión con imágenes muy descriptivas. Haz lo que haga falta para mejorar la comprensión del contenido.

Consejo: Cuanto más logres alejarte del tema y puedas a conectar desde la mirada de una persona que lo desconoce por completo más te ayudará.

4. Organiza y simplifica.

Dale los toques finales y ajusta el contenido para que tenga el mejor flow posible. Cuando mejor encadenado esté el relato más fácil te resultará recordarlo. Si hay datos técnicos, intenta reemplazarlos por tus propias palabras. ¿A qué conclusión has llegado con esa información? Cuéntalo.

Consejo: No lo hagas con prisa. Aunque te de pereza, con cada ajuste que vayas haciendo irás incorporando más y mejor información.

Al momento de aplicar esta Técnica ten en cuenta estos Tips:

1. Utiliza analogías y metáforas.

Para establecer conexiones más sólidas y entender mejor, busca fórmulas que te ayuden a relacionar el tema con algo que te resulte familiar.

2. Simplifica al máximo.

Es muy importante que uses palabras simples y ejemplos fáciles de recordar.

3. Enfócate en los conceptos clave.

Identifica los conceptos más importantes y céntrate en entenderlos bien. Una vez comprendidos estos pilares podrás desarrollar el resto del contenido.

4. Practica.

Cuanto más expliques el tema en voz alta (puede ser a alguien o a tu propia imagen frente al espejo) te darás cuenta de las cosas que aún se deben mejorar.

5. Trabaja con varias fuentes.

Consulta libros, artículos y vídeos para tener diferentes perspectivas y poder entender mejor el tema y tener una visión más completa.

6. Hazte muchas preguntas.

Formúlate preguntas para asegurarte que comprendes todos los puntos. Responde de manera clara y precisa.

Ve pensando qué quieres aprender y pon en práctica estos tips. No hay excusas para aprender lo que te propongas.

Comparte con nosotr_s si crees que falta algún consejo útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte

¿Todavía no te decides?

Última plazas

Escríbenos hoy y reserva tu lugar.

Nuestro sitio utiliza cookies  para ofrecerte una mejor experiencia, recomendamos aceptarlas para disfrutar completamente tu navegación. Más información